LAS VERDADES DE CHAVELA. CHAVELA VARGAS, MARIA CORTINA,

lunes, 7 de mayo de 2012

POR DANIEL EMILIO PACHECO.


“Mi nombre es Chavela Vargas, tengo 90 años y estoy viva. Viva de tanto vivir, de tanto amar, de tanto gritar que estoy viva como la vida, como el color rojo, como los recuerdos que saben a pan. He vivido intensamente. He tenido muchos amores y muchos amigos, y al final decidí quedarme con los amigos, con mis amigos del alma. El amor se acaba, se te escapa de las manos, huye. La amistad permanece, dura para siempre. Todo el oro que hay en el mundo, no lo cambio por un amigo.” 

Chavela, así con "v" nomas por joder, solo por no escribir su nombre como las otras Chabelas. La Chavela que habla con el fantasma de Federico García Lorca, su poeta, su guía, su confidente en las noches de insomnio. La Chavela que canta lo que quiere, como quiere, hasta donde quiere, sin tener un programa cuando da un concierto. La Chavela que se caso en México, se divorcio a los 7 años y no asistió a ninguna de las fiestas que se hicieron por esos motivos. La Chavela orgullosa de sus preferencias sexuales.


Su niñez en San Joaquín de las Flores, provincia de Heredia en  Costa Rica es un amargo recuerdo. Soledad, marginación, rechazo, falta de cariño, incertidumbre. En medio de ésta situación Chavela padeció poliomielitis y vivió presa de los fierros entre sus piernas. Lejos de los arboles a los que trepaba más alto que nadie cuando estaba sana.

"No hay dolor igual en un ser humano que el que da la exclusión, el rechazo, el desamparo, sobre todo si ese ser humano es un menor de edad, una niña pequeña y sola como lo era yo."

Lo difícil de su niñez, el desapego de su familia, el desamor de su padre, la corta relación con su madre que creía muerta, y muchas otras desventuras que paso Chavela en sus primeros años, siembran en ella la idea de abandonar Costa Rica y viajar a México.

Su vida da un giro al empezar a tener éxito como cantante. Si bien en sus inicios no se le reconocía e incluso se le llego a recomendar dejara la música, el cambio se da cuando decide colgar el vestido escotado y los zapatos de tacón. Cambia su estilo y adopta sus pantalones de manta, su blusa sencilla, y se cuelga un jorongo –y carga pistola- . Así es como llega a conocer a José Alfredo Jiménez, con quien tendría una profunda amistad y muchas parrandas para celebrarla.

"José Alfredo y Chavela nunca disputaron un amor, nunca se lo pelearon. Se respetaban. Iban juntos a dar serenata; algunas veces, frente a la casa de uno de los amores de José Alfredo, y otras, de Chavela. Nadie sabía quién daba la serenata de los dos. Sólo ellos, y aquella que encendía la luz."

Cuando el éxito llega a la vida de Chavela, viaja por diferentes países y conoce gente importante y famosa con quien vive momentos de euforia. . . Pero, su soledad aun la acompaña.

"Un día, amanecimos todos enredados, me acuerdo de ese despertar. Abrí los ojos y vi a Ava Gardner, Lana Turner, Clark Gable y otro montón de gente, dormidos en el suelo, rodeados de zapatos de tacón, muchos todavía llenos de champaña. Habíamos bebido champaña en zapatos de tacón"

Y lo anterior es solo el inicio de la información que se puede encontrar en “Las verdades de Chavela” entrevista biográfica de Chavela Vargas, escrita a tres manos: Chavela Vargas, María Cortina, Ana Paula Meza. Una deliciosa platica llena de recuerdos, de amores prohibidos, de sufrimiento, de cartas de amor, mucha fiesta y las intimidades de famosas estrellas del cine, la música y el arte del mundo.

Chavela Vargas, una gran artista, una gran solitaria, una gran historia para conocer.

De la edición. Portada bonita de acuerdo al tema. Impresión de buena calidad, requerida por las imágenes que presenta. Editorial OCEANO deja un testimonio histórico de una gran artista.

“Quisiera decirles a todos los que conocí que aquí estoy, que voy envejeciendo tranquilamente. Que he vivido todo, que todo lo tuve y nada me quedé.”  

Buen libro para entender a Chavela. . .  se felizzz!!!
 
HOJEANDO LIBROS © 2013 | Plantilla diseñada por Ciudad Blogger