ESCRITOS A MANO. ESTHER SELIGSON.

lunes, 26 de septiembre de 2011


.

POR DANIEL EMILIO PACHECO.

Esther Seligson, es una escritora mexicana muy completa que ha sido poco promovida y menos valorada. Sus múltiples facetas al escribir le permiten un estilo rico en frases, de rítmica acompasada.

"Escritos a mano" es un libro que da muestra de lo que fue el quehacer literario de Seligson. Se reúnen en una misma obra la poesía sentida:

Islas a la deriva.

Yo soy mi propio mar
el barco en que navego
el puerto la escalada
el adiós el encuentro
el viaje el trayecto
no hay errancia
solo un perpetuo zarpar.
También soy mi propia isla.

El ensayo cáustico:

El mal entendido israelí.

El judaísmo no es una religión, sino una cultura; y los judíos no son una raza, sino un pueblo. Y pueblo y cultura no son fenómenos petrificados ni expresión de manifestaciones monolíticas. La unidad de conjunto que caracteriza formalmente a las tradiciones y costumbres del pueblo judío encierra una heterogeneidad de pensamiento, de sentimiento y de enfoque, una pluralidad que distingue, por ejemplo, a un judío turco de un judío alemán, a un militante comunista de un ortodoxo practicante, a un filósofo medieval como Ibn Gabirol de uno contemporáneo como Levinas. Y si en la práctica son los libros de la biblia la base sobre la que se sostiene la cohesión y continuidad de ese pueblo y de esa cultura, ninguno de ellos se ha manifestado al margen de las corrientes y contracorrientes históricas, sociales, políticas e intelectuales de otros pueblos y de otras culturas.

La crónica bien contada:

Desayuno de ejecutivos.

Rostros de papada que se unen alas clavículas de modo que el pescuezo se pierde en el cuello almidonado. Representantes de importantes tiendas en cadena –en crisis aunque ya son mas de cien, asegura alguno, en toda la republica y proyectan internacionalizarse-, champagne y omeletes, ríen mucho, estúpidamente comentan programas de TV, futbol, cuentan chistes de monjitas y de pericos, tratan de ligar a las meseras, se desabrochan el saco, cinturón alto sobre la barriga, al calor de la bebida y los alimentos – que ya derivaron en frijoles refritos y machaca- empiezan las confesiones y el chismerío: “mi mujer acaba de estar en Nuevayor, es muy cosmopolita”, “yo solo aspiro a vivir tranquilo y llegar sano a la vejez”, “mi señora es una consumista telenovelera”, “fulano puros pasos a los palcos privados de políticos, futbol, toros, desfiles, ¡es tan provinciano!” “zutano es como muy radicalista”, “no, yo puro Holiday Inn, y hasta chance con acompañante”, “prefiero los moteles, ¿para qué registrarse? . . .

La mesa del desayuno queda con todas las servilletas encima. Se diría un conjunto de sábanas revueltas, puercas. . .

El cuento tradicional contado en forma diferente:

Cuento de hadas para un poeta.

Érase que se era –porque es así como empiezan los cuentos- un poeta al que de niño habían mecido con la historia de la “belleza perfecta”, historia de una doncella sin par cuya imagen obsesionó su infancia con todas las imágenes que la naturaleza le ofrecía a los ojos y al pensamiento. . .

La vieja –que no era un hada como suele pensarse ocurre normalmente en los cuentos- le reveló que para encontrar a la doncella había primero que obtener la rosa azul. . .

La vieja no le dio ningún talismán –como cabe esperar sucedería en un cuento de hadas- , y el poeta emprendió de nuevo la marcha. . .

Y así. . . sigue contando su cuento Esther.

El aforismo perturbador:

Opción

-¿Qué harías si te quedaran exactos tres o cuatro meses de vida?
-Lo mismo que vengo haciendo todos los días, ni más ni menos. . .

Escritos a mano que muestran los profundos conocimientos de Esther Seligson en cuanto a la vida cotidiana, la religión, la historia, la política, los idiomas, el erotismo, los viajes, el ser judío, la amistad, la naturaleza. . . Es decir, muestra la vida de una mujer que no dejo de disfrutar su vivir.

Y. . . Aparte de todo lo anterior, fue la mujer que tradujo a E.M. Cioran, Edmond Jabès, y Emmanuel Levinas, entre otros.

De la edición. Portada que no entendí. Impresión limpia y cuidada. Editorial JUS entrega un libro que da testimonio de la riqueza literaria de Esther Seligson.

Estos escritos a mano, podría recomendarlos como una gran guía de viajes, porque se escribe del Tíbet, Jerusalem, Madrid, Lisboa o México, se viaja por diferentes y variados temas, y los géneros literarios nos sirven de camino para transitar la vida de Esther Seligson.

 
HOJEANDO LIBROS © 2013 | Plantilla diseñada por Ciudad Blogger