De los cuentos de la casa de Lázaro Mateo. Aquella primera vez que él estuvo en casa. Carmen Libertad Vera

lunes, 16 de abril de 2012


POR DANIEL EMILIO PACHECO.


Hablar de historia para la mayoría de las personas, es remitirse a una materia escolar, a una fría repetición de fechas y lugares que mientras más pasa el tiempo menos sentido cobra en las nuevas generaciones. Pero ¿qué pasa cuando los fríos datos de fechas y edificios cobran vida y los nombres para memorizar adquieren personalidad?

Conocer los alrededores de donde se encuentra la propiedad que Lázaro Mateo escoge para vivir y hacer negocio en el centro de Guadalajara, nos permite recorrer una zona tradicional de la Guadalajara, que cada día pierde más su identidad.



El barrio de San Juan de Dios, la Calzada Independencia, la plaza de los mariachis, el mercado libertad, y muchos otros sitios arquitectónicos ubicados en la zona de la vieja Guadalajara son revisados a partir de la curiosidad de un hombre que desea saber la historia del lugar donde ha de vivir.

“en el año de 1606, -llegaron- a la Nueva España los religiosos de San Juan de Dios con licencia de Su Majestad, para fundar en ella, y también como en la ciudad de Guadalajaxara había una cofradía y hospital de la Vera-Cruz; pues ahora por este tiempo, por llamamiento del cabildo de la dicha cofradía, y en virtud de una licencia del señor Obispo Don Alonso de la Mota y Escoba, -llegaron- a fundar casa a la dicha Ciudad como consta de los recaudos siguientes: presentación de petición. . . Petición. . . Asutto. . . Junta de Cabildo para la Fundación.”  



De la curiosidad de Lázaro Mateo, se aprenden los motivos que vuelven al barrio de San Juan de Dios desde su origen, una importante zona comercial que engrandece éste añejo barrio. Pero, el detalle disfrutable del paseo al lado del protagonista, son las historias de vida que dan sentido y trascendencia a las edificaciones que va recorriendo.

“por esos tiempos él pudo observar, y de sobra, aquel exceso en el desaforado transito vehicular de camiones urbanos con sus diferenciadas y coloridas líneas. En los de la Alianza: rojo para los Oblatos-Colonias, plomo para los Centro- Colonias y “amarillo fiebre” para los Analco-Moderna. El crema era para la línea Guadalajara-Tlaquepaque y la Tlaquepaque-Zapopan. Todos ellos con rutas que iban y venían de los cuatro puntos cardinales para deambular rumbo a la Calzada Independencia. Haciendo parecer al barrio de San Juan de Dios como si fuera el concéntrico epicentro de todos los destinos tapatíos". 



Destaca en la obra de Carmen Libertad Vera, el trabajo que realizo para obtener imágenes de diferentes épocas -desde su fundación hasta hoy- de Guadalajara, dando una visión muy completa de la ciudad. Mención especial también merecen las olvidadas anécdotas personales de diferentes protagonistas de la historia tapatía, no solo rescatadas, sino presentadas de forma ingeniosa y divertida.

Las dudas que se presentan  al leer el libro "De los cuentos de la casa de Lázaro Mateo. Aquella primera vez que él estuvo en casa" son muchas y muy variadas. ¿Por qué un particular tiene que llegar a editar un libro de historia regional con su dinero, mientras las secretarías gubernamentales editan mamotretos de ínfima calidad? ¿Cómo hemos permitido que se pierdan tantos detalles  de la historia de Guadalajara? ¿Cuándo nos preocuparemos por tener un plan de desarrollo sustentable en nuestra ciudad? ¿Quién decide que detalles ocultar en la historia de nuestra ciudad? ¿Por qué tenemos años sin un plan promocional de la historia de Guadalajara? ¿Cómo es que como sociedad cedimos lugares importantes de la historia tapatía a mafias de todo tipo? ¿Qué posibilidad de distribución tiene una edición de autor de llegar a un buen número de lectores potenciales?



De la edición. Portada poco convencional. La impresión es limpia y la calidad del papel es de primera, muy necesaria por la gran cantidad de imágenes que se proporcionan. Como toda edición de autor, puede ser mejorado el diseño y la presentación. Carmen Libertad Vera entrega una obra de historia regional tapatía necesaria para entender los orígenes de Guadalajara como ciudad.   

Carmen Libertad Vera se vale de un cuento corto, para entregar una crónica histórica larga, entretenida, divertida y reflexiva, como las buenas crónicas históricas deben ser. . . Se felizzz!!!
 
HOJEANDO LIBROS © 2013 | Plantilla diseñada por Ciudad Blogger