DELITOS CONTRA LA HUMANIDAD.

lunes, 27 de febrero de 2012

POR DANIEL EMILIO PACHECO.




Pocas cosas evidencian tanto lo publico y lo privado de un autor, como lo hace un libro.
 
En lo publico el autor, puede ser un brillante abogado que por medio de una obra literaria enseña de derechos humanos.
En lo privado el autor sabe, que durante los casi 2 años que estuvo al frente de la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Cometidos en contra de la Libertad de Expresión. Su práctica profesional no logró avances significativos.


En lo público, el autor pudo haber tenido el nombramiento de Fiscal Especial para la Atención de Delitos Cometidos en contra de la Libertad de Expresión.
En lo privado, el autor sabe de las críticas que le hizo a su propia hija por querer ser periodista.   

En lo público el autor celebra otro libro.
En lo privado el autor sabe a que se dedico los casi dos años que estuvo al frente de la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Cometidos en contra de la Libertad de Expresión.

En lo público el autor puede firmar su nuevo libro como: Gustavo Salas Chávez.
En lo privado el autor conoce las razones para cambiar el anterior nombre que usaba con la misma editorial Porrúa: Gustavo R. Salas Chávez.



En lo público el autor puede hablar de avances en su gestión al frente de la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Cometidos en contra de la Libertad de Expresión.
En lo privado el autor sabe, que la base de datos de la fiscalía cuenta con un total de 2 mil 759 datos relacionados con 76 homicidios y 13 desapariciones de profesionales de la comunicación reportadas.

En lo publico en junio de 2008, el autor enfrento un escandalo por las grabaciones donde calificaba a Miguel Ángel Mancera, entonces titular de la PGJDF, como su “amigo”, quien podría darle una subprocuraduría. “La va a tener que entregar a quien más odiaba, jajajá”, decía.
En lo privado el autor al ser nombrado Fiscal Especial para la Atención de Delitos Cometidos en contra de la Libertad de Expresión, tal vez, entendía que recibía una beca literaria.





En lo público el autor inicia una nueva etapa después de dejar de ser el Fiscal Especial para la Atención de Delitos Cometidos en contra de la Libertad de Expresión.
En lo privado el autor sabe que México cierra 2011 con 48 periodistas caídos y trabajadores de medios asesinados o desparecidos, desde que Felipe Calderón asumió su cargo.

En lo público el autor puede hablar y dar catedra de derechos humanos.
En lo privado el autor sabe, que los delitos más comunes contra periodistas son la tentativa de homicidio, abuso de autoridad, amenazas, daño en propiedad ajena agraviado, lesiones y robo calificado. Y no se les protege.

En lo público el autor puede dedicar su libro al Rabí de Galilea.
En lo privado el autor conoce que “A aquél, pues, que sabe hacer lo bueno y no lo hace, le es pecado”.  





 
HOJEANDO LIBROS © 2013 | Plantilla diseñada por Ciudad Blogger