Entrevista Paco Ignacio Taibo II. Tercera parte.

miércoles, 22 de febrero de 2012

POR DANIEL EMILIO PACHECO.



- ¡El Álamo por fin! después de años.

-Por fin de años detrás de esto ¿no? Ya lo había comentado varias veces que andaba detrás  de esta historia pues la investigación me tomo muchos años, pero al fin ya pude concentrarme en la escritura, era una historia que había que contarla ¿no? O sea, no es posible qué, que la mayor información que un mexicano tiene sobre la batalla del Álamo y lo que paso después  y la perdida de Texas la tengas porque viste películas  gringas, que además Hollywood ha sido particularmente potente inventando de mala manera lo que paso en el Álamo, y lo que paso en general en la guerra de Texas y falsificando el quién es quien de los personajes, entonces no se vale y esa fue la batalla ¿no? Desde que me tropecé con la historia dije: ¡Hijo!, no puede ser. Hay que contarlo, hay que contar la historia.

Al final termine contando dos historias curiosamente: La historia de lo que paso en “La Revuelta de los Colonos en Texas”,  “La Batalla del Álamo”, “La Batalla de Goliat”, “La Perdida de San Jacinto”, y “La Debacle final”; este…, y, cómo se ha contado esta historia, entonces son dos historias en un mismo juego qué paso y como se contó.

- Cuéntame otra vez cómo llegaste a descubrir el inicio de esta historia.

-Estaba trabajando en Texas en Pancho Villa en bibliotecas y archivos texanos en el paso y empecé a encontrar libros sobre El Álamo y de repente me pregunte: ¿Qué sabes sobre El Álamo? Dije: Nada, y dije: ¿Por qué? Y de allí empecé a reunir material, hace siete años.

-Y lo que te pico la curiosidad ¿Qué fue?

-El primer tirón fue esa pregunta ¿Qué, qué? ¿Cómo es posible que no sepa nada? El segundo, fue cuando empecé a estudiar y a leer,  descubrir que los héroes de Álamo… eran un puto fraude… David Crockett, Jim Bowie, Travis, eran un fraude, eran un fraude de gran dimensión. Son unos roñosos, abandonadores de esposas, este… esclavistas, traficantes de esclavos, políticos fracasados,… inventores de una fama hecha, a partir de un duelo según él con un enorme cuchillo en el que mató a un cuate en Alabama. Ah… este… vendedores de tierras que no existían, especuladores y esclavistas.

Y cuando descubro esta carroña de los cuatro personajes centrales en la historia del Álamo, estos tres infames, este… dices… ¡Ay guey! ¿Qué nos han estado contando?  ¿Y por qué? Y entonces ahí nació la gran, el gran impulso para escribir el libro.

-¿Cómo lo han tomado los encargados de hacer historia?

- Pues hasta ahora, no ha habido reacción, el libro tiene dos días de vivo, pero supongo que en Texas me van a querer linchar, mano.

- ¿Y ahora cómo le vas a hacer con tus producciones televisivas con Estados Unidos?

-Vamos a ir al Álamo, porque no hago producción con los gringos yo hago producción con Discovery  Chanel de América Latina y vamos a ir al Álamo en marzo del año que viene filmamos “El Álamo”, el documental en el Álamo y nos van a linchar si,  ni modo, bueno, pues, ni modo que otra me queda,

-¿Eres historiador?

- Si, si, éste es un libro de un historiador, en el que uso mis habilidades de escritor del ficción a la hora de contar pero la investigación es una rigurosísima investigación sobre  qué fue, lo qué paso y cómo.

-Porque luego ya vez que dicen que haces biografías… proselitistas ¿Cómo le llamaron? Con el Che biografía….. No sé mañana te traigo el dato exacto.

- De algún hijo de la chingada que no faltan, mano o ¿no? pero yo reto a alguien a discutir históricamente lo que estoy contando a partir de la investigación que hice y lo reto tanto con éste libro como en el  Villa, como el del Che, yo creo que mis libros son muy rigurosos en la investigación no hago, no hago libros de historia patito mano, lo que pasa es que estoy tratando de darles a mis colegas historiadores una lección.

Aprendan a escribir, y cuéntenlos bien, ¿no? Que no está reñido el rigor con la narración o con la buena narración.



-De un momento… de ser conocido de escritor de novela negra, que… creaba, fantasía… una trama atrayente; das un salto y has ido cambiando a una novela histórica, a biografías a libros diferentes.

-A libros de historia narrativa.  Si, de vez en cuando escribo una novela, el último libro por el que pase por aquí era una novela de aventura “Los Tigres de la Malasia”. Yo creo que es la libertad de un escritor dependiendo del material que tienes, pues lo usas y lo cuentas de una cierta manera. Yo creo que escribir es contar y te vale  pa’ todo. Ahora lo que hay detrás de lo que cuentas pues en un lado, en algunas historias es la fantasía y en otros  es una rigurosa investigación histórica.



-¿Te sientes a gusto con tu papel de historiador?

-En éste  libro y en “El Che” y en “Pancho Villa” mucho, mucho, me siento a gusto en la manera como los he investigado y con la manera en que los he contado.

-Una vez  que revisas la historia, nuestros errores en la historia, la falta de historia en la historia ¿Cómo vez nuestra situación actual?

- Pues, bueno, forma parte de una vieja obsesión que es México, necesita volverse a encontrar con su historia de una manera diferente ya no más la historia acartonada, ya no más los recortes de estampitas, ya no más las pinches placas de las calles y las estatuas. Tienes que tocarlos, tienes que saber, conocer, informarte y, y emocionalmente, tienes que vincularte a la historia y entonces lo que pretendes cuando alguien lee la historia que escribí de Mariano Escobedo pues lo pone fuera del personaje y cuando le digan Mariano Escobedo no piense en una calle llena de refacciones de automóviles gringos mano.

-Cuando hablamos del Paco Ignacio Taibo que escribe, hablamos también de un mexicano que ve mucho, que viaja mucho, que está en un país hoy y tal vez en otro dentro de quince días. ¿Cómo nos están viendo a fuera Paco?

-No tienen idea de lo que nos está pasando, ni idea, no se comprende, ni se comprende la absurda guerra contra el narco, ni se comprende que este país viva bajo un estado de decepción donde el fraude electoral ha sido dominante como política a lo largo de los años… cuesta mucho trabajo explicar México. A veces tiene una mirada hacia nosotros como si fuéramos  el fin del tercer mundo. Entonces les dices espérame, hay más universidades en la Ciudad de México que en New York huevon. Y hay más cine clubes en la ciudad de México que en París y entonces de repente se quedan desconcertados y  bueno pues, esa es la condición mexicana, la coexistencia paralela y simultánea, el primer mundo y el tercer mundo con lo mejor y lo peor de ambos, ¿no? Pero cuesta trabajo, Pero ¿Sabes qué yo cuento México a mexicanos?, cuando intento contarlo a extranjeros tengo que contarlo tres veces para que medio lo entiendan.

-¿Y cómo ves tú a México?

-En estado de desastre, el gobierno de Calderón ha sido uno de los grandes promotores del desastre nacional. Lanzar la guerra contra el narco cuando, cuando no tienes estudios económicos, no haz controlado la banca, era una guerra gringa y te la echaste en México para  hacerles un favor, ¿no? Ellos son los que deben de haber puesto el conflicto y los muertos del lado de allá de la frontera y no de este, tenías absolutamente corrupto tu sistema carcelario, el sistema judicial no funcionaba y la estructura policiaca pues era de risa, y tu estructura de investigación pues esta corrupta. Los primeros dos años de la guerra contra el narco estuvo en manos del Chapo gracias a que tenía comprados a los funcionarios públicos cómo “chingados” en tu sano juicio te vas a aventar una guerra contra el narco en esas condiciones, cómo llegar a decir  quiero jugar en primera división y tu equipo no pues son estos y muestras una horda de paralíticos, cojos, dos tuertos, un ciego, cinco enanos que son muy buenos rematando de cabeza pero… partidos infantiles. ¡No mames! Y bueno eso ha sido Calderón y ahí están los 50 mil muertos no se vale, ¡no! se vale. Eso más un manejo económico de la crisis horrible que ha fabricado pobres y ricos multimillonarios al mismo tiempo ¿no? Eso más una política de empleo que su momento más brillante según Calderón fue cuando despidió 40 mil electricistas, pues ha sido el desastre y ha agudizado la situación de desastre que vive el país.


-¿Cómo ves las opciones que tenemos en México?
 
-Yo, yo solo veo una que es: que este país vire hacia la izquierda, no más. Esa es la única que veo porque al resto es malo conocido y repetido.

-¿Pero qué izquierda?

-Pues la única que queda López Obrador y Morena.

-¿Todavía será opción López Obrador?

-Pues yo creo que sí, Yo digo que es la única además aquí no es de que te guste o no  te guste las otras dos posibilidades son o reiterar el PAN para que continúe lo que ha estado haciendo? O ¿votar por el PRI para que regrese AlÍ Baba y los cuarenta ladrones? ¿Cuál era? Con la que ya sabemos de ellos no hay no hay solución. Porque en la derecha no hay salida.

-¿Cómo ves los movimientos como el de Sicilia?

-Tengo plena concordancia con ellos, con no más sangre, con las madres y los padres de la guardería ABC, con todos los movimientos sociales que han estado reclamando justicia el problema ahora es unificarlos en una sola ruta que no nos podemos dar el lujo de estar peleando 24 frentes al mismo tiempo.

-Y… ¿Crees que puedan entregar resultados los movimientos sociales?

-Por lo menos han crecido conciencia, si, mucha conciencia. Este México ha tenido por primera vez un bombardeo positivo de información sobre cosas que se quisieron ocultar.

-Dentro de estos movimientos hay momentos en que se notan mucho, en que la gente habla mucho, escucha mucho pero después se apagan.

-Ah… si, de alguna manera porque cumplen su papel de divulgar en la sociedad de conjuntar a lo que se pueda conjuntar y movilizarlo, ahora el problema es que tenemos que unificar y cuando digo que unificar no me refiero a unificarnos en torno a un proyecto electoral, digo, sí, pero también unificar el proyecto electoral en torno a las demandas de todos estos movimientos.
El movimiento electoral tiene que hacer suyas las demandas de todos estos movimientos.

-Estos movimientos ¿Crees que, que llegan a ser desangelados o despreciados por  una sociedad mexicana poco interesada?

-Yo creo que son apreciados por una sociedad mexicana interesada y despreciados por una sociedad mexicana que se ha caracterizado porque son como los tres changuitos: No hago, no veo no hablo. ¿No?
Bueno pues en  la medida de que no oyes, no vez y no hablas pues estas viviendo en el falso paraíso hasta que te tiran cinco muertos en la puerta de tu casa. ¿No?

-Haz estado siguiendo de cerca la situación de muestro país ¿Cuál es el futuro que le vez?

-Insisto el único futuro que le veo es una salida por la izquierda.

- ¿Si no se da un cambio?

- No va, si esto prosigue estamos entrando en un espiral cuyo final da la crisis, puede ser muy peligroso para México.

-¿Qué escenarios te has imaginado así?

-Ninguno, yo tenía una bola para ver el futuro, ya te lo dije alguna vez en una entrevista y me fui a jugar boliche con  ella y valió pa’ puro pito.

-¿Qué planes hay para tus libros?

-Estoy con tres libros a medio viaje, entons, en estos momentos coqueteo con uno, escribo tres páginas de otro, trabajo con otro. Alguno de estos va a dar. Una novela larga que tiene que ver con algo que tiene que ver con el presente mexicano no directamente pero si indirectamente policiaca, es un libro de historias sobre los Yaquis y la guerra del exterminio que les hizo Porfirio Díaz y cómo lo resistieron y cómo al final se volvió un matanza  y es una novela corta de historia que tiene que ver con el medievo Español.

-A la de los yaquis ya le traes ganas ¿Ya tienes rato?

-Desde hace mucho tiempo y la investigación la termine ya, está encima de mi mesa todo el material que necesito. Me  pase varias veces, varios días trabajando. En Sonora estuve en la comunidad, pedí permiso a los gobernadores yanquis para escribir el libro y me la dieron y estoy casi listo.

-¿Qué onda con la Semana Negra?

-No lo sé esperare hasta diciembre a que se defina la situación y tomaré una decisión personal y colectiva y la Semana Negra tiene  que decir no solo yo y no sé lo que haremos.

-¿Por qué se han tenido que ver en el problema de continuar o no?

- Las autoridades de Gijón cambiaron en las elecciones los últimos, los anteriores, las municipales representan a un grupo de extrema derecha que odia la Semana Negra, con odio jarocho aunque sean jarochos sean gijoneses y entonces nos quieren estrangular económicamente, para un festival que es un festival enorme que dura diez días, que tiene un recinto de 1km. 800 mts. Un recorte presupuestal te puede matar. Así, de manera directa e indirecta te puede quitar dinero de sus menciones, te pueden quitar el camino de barberos que esta aun todos los días  mientras dura el festival de cualquiera de las dos direcciones te matan entonces tendremos que buscar otra opción.

-Buscando seguir aunque no sea en  Gijón.

-Hay dos posibilidades, más bien hay tres: que la Semana Negra se acabe y que ya alguien la volveremos a hacer en algún lugar, segunda posibilidad que la Semana Negra se haga en alguna ciudad cercana a Gijón y tercera posibilidad que la hagamos en Gijón sin dinero y contra las autoridades y como me toque un poco los huevos a lo mejor es la que me gusta.

-¿Sería más de tu estilo no?

-Pues sí, ya hicimos una feria de Libro Alternativa en la Alameda para demostrar que la del Zócalo no vale y no sirve. Ya la hemos hecho dos años seguidos y sin dinero, bueno.

-¿Cómo va esa feria alternativa en México?

-La Alameda, poca madre, este año fue preciosa tuvimos más público, vendimos más libros que la feria oficial y más autores.

-¿Los amigos no?

-Pues no, son los amigos, la gente que cree que la cultura no está sujeta a burócratas analfabetas que te dicen por aquí o por allá. Vamos a la goma limpiemos la casa mano. La Secretaria de Cultura del Gobierno del D.F. es de dar risa.  Ahí si están amigos pero no hay cultos chinga…

-¿Cómo ves a tu hermano y su éxito?

-Le va bien mano, y me alegro mucho Benito es un tipo muy talentoso y ya encontró camino de novelista debió haber sido un interesante poeta, no solo soñó las dos novelas  que están ahí en la mesa sino la tercera, estuvimos platicando ayer de su tercera novela la próxima que viene ya en camino y me gusta mucho la idea.

-¿Tiene que ver algo el Tío Paco con Paco Taibo II?

-Si, supongo que si, hay de repente leyendo el libro digo: no mames pinche Benito esta frase es mía. No he hablado con él de esto pero tengo que hablarlo. No mames esta frase es mía y está también y esta otra también y esto lo dije yo primero.

-Pero…

-Es un homenaje  somos muy… Los Taibo son muy tribu fraternal muy de cuates, nunca nos dejamos descubierta la espalda, hay mucho apoyo, hay mucha fraternidad. Alguien el otro día nos preguntaba ¿Ustedes nunca se pelean? Que yo recuerde jamás.

-Ese Tío, Tío Paco ¿Puede ser un homenaje al hermano no?

-Pues sí, se lo agradezco mucho. Que lo diga el puto.

-¿Qué estás leyendo?

-Ah… anoche empecé a leer un libro de ensayo de historia de Aguilar Mora, de Jorge que para mi gusto es el mejor historiador que hay en México sobre la Revolución Mexicana, mejor que yo cuando escribo el Villa y mejor que Salmerón que son los dos que pienso somos muy buenos pues el Aguilar es mejor cabrón, más inteligente mano.

-¿Cómo escoges tus lecturas?

-De una manera absolutamente accidental o sea, de repente me entra un antojo, entonces me pongo a buscar en mi biblioteca hay tengo pa’ todo, y tengo libros para leer que no he leído, que tengo ahí guardados y entonces de repente digo… carajo ahora me apetece una novela de fantasía
¿Muy suelta no? Ahora me interesa un tema de historia entonces, ahí le rasco y regreso a mi cuarto en la noche con una pila, voy cambiando la pila de libros que tengo al lado de la cama mano.

-Cuando hablamos de escribir, de contar ¿Cómo llega la idea?

-Pura acumulación a lo largo de mucho tiempo. A la novela por ejemplo que te digo que estoy escribiendo, que te digo que tiene que ver un poco con la actividad mexicana lleva doce años en el closet.

-Y era la de actualidad… empezó ¿Cómo...?

Sí, porque ahora el viraje, una parte de las historias son intemporales otra parte las voy a meter caña sobre algo bastante cercano y vas metiendo, tengo ciento treinta páginas de ese texto escritos a lo largo de diez años y le voy sumando y le voy sumando hasta que adquiere forma
Y digo así es.












 
HOJEANDO LIBROS © 2013 | Plantilla diseñada por Ciudad Blogger