NO TE DETENGAS. ANA TERÁN

viernes, 13 de julio de 2012


POR DANIEL EMILIO PACHECO.


Me volvió a ocurrir, fui sorprendido por la literatura.

"-¿Otra vez? ¿Tú crees que habrían editado todos esos libros sino sirvieran para nada? –Pregunta señalando el estante donde se enfilan una veintena de volúmenes de diversos tamaños y grosores.
Una amplia selección de nuevos descubrimientos para optimar la constitución de los neonatos, para su mejor desarrollo, técnicas para iniciar su educación desde la cuna. En Ingles, francés y español--.
¿Deberás piensas que me la vivo leyendo, investigando como idiota para matar el tiempo, para arruinar mi mejor sueño? ¿Y tu a poco no te sientes bien?

-Cansada con las nalgas como coladera y harta con esta panza de siete meses. Lo que me alarma es que actúes como si supieras más que un ginecólogo o un pediatra. Y que a falta de trabajo te entre tengas experimentando conmigo… y con tu hijo.

-Hija, Lidianita, con a, hazte a la idea. Grábatelo en esta cabeza –Le ordena, empujándole la frente con los dos dedos un par de veces--: hi-ja, al-ta, pre-cio-sa. Basta de discutir tonterías."


Recibo libros que me interesan, libros que desconozco, y libros que no llaman mi atención...No te detengas... Estaba en este último grupo.

No soy afecto a dar seguimiento a los chismes de farándula, y menos cuando tengo lecturas rezagadas. Así que una biografía de una modelo no era una prioridad ante mi cerro de libros, de tema político -el libro llegó en época electoral-, así pues, no le preste atención.

Por un error mío, termine haciendo una fila enorme en una dependencia de gobierno de mi ciudad. Como prevención busque un libro en mi carro y no traía nada...excepto No te detengas de Ana Terán.

Mis antecedentes sobre el trabajo de la autora eran nulos. De Martha Cristiana, solo había visto algunos anuncios espectaculares -durante mucho tiempo vi uno donde promociona un tinte- y creo algo de actuación -muy poco de actuación, pues no recuerdo mucho de esa faceta de ella-. Pero, era lo único a mano para leer, así que...

No te detengas es una historia original de Martha Cristiana, escrita como tarea en un taller de cuento que impartió Ana Terán. La esencia del escrito de Martha Cristiana tiene que ver con su vida  y escribirlo fue parte de una terapia liberadora.

Cabe aclara, que si bien la anécdota de la que surge la novela es real, el libro no es una biografía novelada sino una novela basada en un hecho biográfico-Parecido, pero, diferente-.

“Es por demás, contigo no se puede, todo te entra por un oído y te sale por el otro, como esta música. No entiendes nada. Tú de Napoleón para abajo, me refiero al cantante, claro, porque del otro no sabes ni su apellido… --dice yendo  a buscarlos audífonos, que coloca en el vientre de su mujer donde posa su cabeza pegando la oreja al ombligo para escuchar el final de la sonata sin interrupciones, junto a su hija, decidido a abstraerse en esa niña que cargara en sus brazos en tan solo dos meses-: Duérmete, Crista, descansa tú que puedes….
-Dale con el nombrecito, Crista no existe en el santoral; ¿no habías dicho que se llamaría como yo o como tu mamá?
-Para Lidias me basta contigo, y que las Marthas descansen en paz. Cambie de opinión, ella será distinta a ustedes.”



Tres puntos fuertes y una curiosidad pude encontrar en esta novela.

-Los personajes. Pablo -padre de la protagonista- y Crista -protagonista y alter ego de Martha Cristiana-. Son personajes bien definidos y con los suficientes cambios de estados de ánimo, que permiten mantener en el lector la expectativa.

-El ritmo de la historia. La experiencia  de cuentista le permite a Ana Terán dar un ritmo ágil a la historia, el interés en el lector permanece capitulo tras capitulo.

-La anécdota y su relato. Aquí, es donde se da la unión de dos voluntades. Martha Cristiana abre su corazón y relata momentos muy difíciles que tuvo que enfrentar a lo largo de su niñez. Ana Terán cuenta los hechos de forma limpia, sin caer en el chantaje emocional facilón; pero, dando a los personajes emociones que se transmiten a través de la lectura hasta el lector.

“Tiene razón Pablo concede Lidiana: hace falta un hermano. No para buscar la parejita como sostiene él, sino para dividir la atención que concentra en Crista, a quien ya vigila cada bocado que se lleva a la boca.
“Todo lo que te comes salta a la cara tarde o temprano nena, si no ahora dentro de tres años”, le asegura. Desde tan corta edad excluye grasas de sus alimentos
----Aguacate incluido----, harinas blancas, refrescos embotellados…; ni por casualidad consiente un platillo frito, un dulce, ya no digamos chocolates.”

No te detengas, no es un libro de auto ayuda, no es un libro de superación personal, no es escritura de felizólogos, no es una historia de color para quedar bien con un personaje conocido, no es una biografía de escándalo, no es una historia farandulera... Es una NOVELA... Cuya historia puede despertar en el lector... Emociones que le lleven a la reflexión... 

No te detengas... Es literatura...de eso se trata la literatura.

De la edición. Portada bonita. Impresión cuidada y de calidad. PLAZA y JANÉS entrega una buena historia literaria.

“En la calle, Pablo construye escuelas; dentro de su casa, proyecta el porvenir de su primogénita: por el momento se concentra en su fachada, por ahí inician sus planes. Repara sus defectos, prepara paso a paso una apariencia que mañana deslumbre a quien la mire.
Que la vean, que su hija se destaque…a como de lugar: esa es la meta.
En su proyecto seguramente se inmiscuyen ideas de la Bauhaus: belleza y funcionalidad unidas, nutridas por ideas científicas que fluyan entre el interior y el exterior. ¿Entre la piel y lo que ampara? ¿Y el corazón, la pisque? No se lo pregunta.
O para trasladarlo a deslindes literarios: una utopía al estilo Mary Shelley… Pero no sobre papel.
La carne de su carne, pues, a experimento.”

No te detengas de Ana Terán cuenta situaciones que se antojan tan descabelladas, dolorosas y miserables... Que solo se aceptan porqué son parte de la vida diaria de muchas familias. Dejar de ocultar ésta realidad, seria un avance para muchos seres humanos... y para nuestra sociedad...

Estuve tentado a contarte algunos de los detalles sórdidos de la historia, algunas de las anécdotas que plasman las vejaciones entre seres humanos, las situaciones increíbles a las qué puede llegar un ser humano; pero, se disfruta mucho más cuando te atrapa poco a poco la historia y terminas siendo parte de ella…  Se felizzzzz!!!!

P.D. El detalle curioso que me encontré una semana después de terminar la historia -al buscar unos datos para recomendarla en un especial del día del padre-, fue que se pueden leer varios capítulos de atrás para adelante y la historia encaja.... Qué tal?


 
HOJEANDO LIBROS © 2013 | Plantilla diseñada por Ciudad Blogger