TODO POR UNA MANZANA. WILBERT TORRE

viernes, 4 de febrero de 2011

.

POR DANIEL EMILIO PACHECO.


Creo que a simple vista no me llamo la atención, su portada verde, los nombres de los personajes entrevistados, la temática triunfalista en una ciudad extranjera, el autor. . . Mi estado de ánimo y mi programación de lectura tampoco ayudo.

"Todo por una manzana" Wilbert Torre. Editorial JUS.


Un mal chiste sobre el titulo -escuchado por accidente en una de esas tiendas "restauran-bar-café-farmacia-librería"- llamo mi atención a las opiniones que un hombre -de unos treinta y tantos años clásico sabelotodo que habla, habla y habla, como si supiera- le hacia a su pareja -una mujer que lo veía con ojos de becerro a medio morir- en la mesa contigua. Los argumentos que el docto caballero vertía sobre lo innecesario de idealizar a personas comunes, los refrendaba con gesto altivo y mirada severa, libritos que nada aportan a la situación nacional, en lugar de leer trabajar, temas que no están dentro de la agenda, solo exaltar a gente poderosa, y con dinero. Promover a gente que los medios quieren que sean conocidos ¿ ?. . . Juro que pensé, ¡¡¡en algún momento va a rebuznar!!!!

Volví la mirada y observe el libro señalado. . . Yo lo había visto en algún lado, yo ya lo había visto. . . Pero, ¿donde?

Unos días después encontré "Todo por una manzana" en mi torre de pendientes cuando Javier me pregunto ¿qué me faltaba por leer?. . .

Más por curiosidad que por interés, destape el libro y empecé a revisarlo, decidí leer el capítulo que considere, menos me interesaba -es sobre Enrique Norten- de esa forma terminaría rápido de desengañarme, Norten es un arquitecto mexicano de reconocimiento internacional -si les gusta la arquitectura lean a Nicolás Alvarado, yo quede vacunado cuando intente estudiar diseño y construcción- y resulta, qué es el ganador del concurso para construir el museo Guggenheim en mi ciudad -espero algún día se haga realidad ese sueño-, cuando me di cuenta, ya había terminado el capítulo y logrado entender el por qué este profesionista tenía éxito en su trabajo. A través del escrito de Torre, lo vi trabajar obsesivamente, y me colé hasta su despacho para ver algunos de sus proyectos. Considero que parte de la razón del triunfo en el concurso del Guggenheim, fue su comprensión de lo que significa la barranca de Huentitán para el tapatío, y para esa comprensión debió hacer varios estudios, es decir, hizo un buen trabajo de investigación, planeación y diseño. Me cayó bien Enrique Norten, después de que me lo presento Wilbert Torre.

Si bien es cierto que los protagonistas de "Todo por una manzana", arriesgaron al momento de apostar por vivir en Nueva York. Wilbert Torre, apuesta arriesgadamente al presentar este libro.

Los libros de crónica sobre figuras publicas, no son fáciles de hacer, escoger al protagonista es básico, después se requiere tiempo, e investigación. Sin contar el hecho de conseguir la autorización del personaje, para invadir su intimidad. Aun cubiertos estos puntos, no esta garantizado el éxito del proyecto.

Otro punto en contra de la obra de Torre será, que no es un libro acorde a la moda del bicentenario, ni de la literatura del narco o los escritos rosa de vampiros.

De los 8 personajes escogidos, Alondra de la Parra el personaje de moda, Eugenio Derbez el más conocido, José Limón el histórico, Enrique Norten un profesional perfeccionista, Magos Herrera la que ahora goza de una familia acomodada, Bianca Marroquín la que siempre supo, Antonio Sánchez el toque fino que hace la diferencia, Víctor Rodríguez la pasión por el arte –de éste me dio gusto reencontrarme con su obra, buenísimo, tal vez el mejor personaje, para mi-. Y presentándolos, un periodista que tuvo la paciencia de seguir y esperar, para cumplir su proyecto, Wilbert Torre


Imagen: VÍCTOR RODRÍGUEZ (n. México, 1970). Folies-Bergère/Diamond, 2008. Acrílico sobre tela. 203 x 203 cm. Colección Tani y Thomas Brundage. Foto de Roberto Ortíz para el catálogo de la exposición Víctor Rodríguez. Pintura 1997 – 2009, MARCO Monterrey.

De la edición. Portada sencilla con motivos alusivos a la ciudad de New York. Impresión limpia y cuidada. Editorial JUS no se equivoca arriesgar junto con el autor por este buen libro.

Aclaro, las crónicas de "Todo por una manzana" no son elogiosas y parciales, El autor supo describir, permitiendo al lector descubrir. . . Se feliz!!!



BIRD/RED/WHITE
2007
Acrylic on canvas
80 x 95 3/4 inches (203.2 x 243.21 cm)
Signed and Numbered

PD. SI, ya se que exagere con poner dos imágenes de Víctor Rodríguez, pero me gusta mucho su obra.  

 
HOJEANDO LIBROS © 2013 | Plantilla diseñada por Ciudad Blogger